correo: info@vencobaix.es              

Frigoríficos y neveras

Artículos 1 a 24 de 250 en total

Configurar sentido descendente
por página

Cuadricula  Lista 

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Artículos 1 a 24 de 250 en total

Configurar sentido descendente
por página

Cuadricula  Lista 

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

¿Estás interesado en comprar un frigorífico? En ese caso, que sepas que has aterrizado en la mejor web posible. Contamos con una amplia selección de neveras de diferentes tipos, de tal forma que puedas encontrar justo aquella que mejor se adapta a tus necesidades. ¡Vamos a verlas!

¿Qué frigorífico comprar?

Esta pregunta tiene muy difícil respuesta, porque, como pasa con cualquier otro producto, el mejor frigorífico del mercado depende de tus necesidades. Dos personas no tendrán la misma nevera ideal. Por tanto, tienes que pensar en qué es lo que necesitas.

Por ejemplo, ¿utilizas el congelador? ¿O tienes una casa grande y, por tanto, dispones de un congelador separado? En ese caso, no necesitas una nevera con congelador. Sin embargo, si vives en un piso, es probable que sí que lo necesites.

También se tiene que tener en cuenta el tamaño del frigorífico, lógicamente. A mayor tamaño, mayor capacidad para guardar productos dentro. Pero, al mismo tiempo, no tiene sentido comprar un frigorífico más grande de lo que necesites.

En fin, hay muchos aspectos a tener en cuenta antes de decidirte por tu compra. Más abajo, en este mismo texto, puedes encontrar consejos más en profundidad sobre los aspectos a tener en cuenta para que aciertes en tu compra.

¿Vale la pena apostar por frigoríficos baratos?

Esta pregunta sí que merece ser resuelta antes de pasar al siguiente apartado, porque, en general, las personas tendemos a buscar (y con razón) los precios más bajos en cualquier producto que vayamos a comprar. Pero no siempre es la mejor estrategia.

A nosotros nos gusta diferenciar entre dos precios: El precio a corto plazo y el precio a largo plazo. El precio a corto plazo es el que pagas en la tienda por el producto en cuestión, en este caso, el frigorífico. El precio a largo plazo hace referencia al coste que tiene ese producto a lo largo del tiempo.

Lógicamente, a priori, parece que un frigorífico que vale 500€ es más caro que uno que vale 300€, pero esto puede ser erróneo a partir de cierta cantidad de años, y, además, puede serlo por múltiples razones.

Por ejemplo, si el de 500€ es mucho más eficiente energéticamente que el de 300€, bastará uno o dos años para que el de 300€ acabe siendo más caro (sumando el coste del propio frigorífico y el de la luz que gasta).

Pero es que, además, puede que el más barato también se averíe antes, o tenga una vida útil más corta. Esto también se tiene que tener en cuenta a la hora de hacer la compra, porque, si el de 500€ tiene el doble de vida útil, solo con eso ya te está saliendo más barato.

Es un poco complicado mirar los precios de esta forma, porque se tienen que tener en cuenta varios factores. Pero, como la compra de una nevera solo se lleva a cabo una vez cada muchos años, merece la pena hacer un análisis en profundidad y comprar de forma inteligente a largo plazo.

¿Cuánto valen los frigoríficos? Precios de las neveras según calidad

Aclarado lo anterior, podemos pasar a hablar de un aspecto de lo más relevante, que es el precio de los frigoríficos. Precios hay para todos los gustos, como puedes imaginar. Tienes opciones baratas y opciones caras, y ya te acabamos de comentar nuestra opinión al respecto.

Pero, para que te hagas una idea, un frigorífico decente puede costarte unos 300€, mientras que uno de una gama un poco más alta (que nosotros recomendamos) puede subir hasta 500 o 600€.

Por supuesto, estos precios variarán no solo en función de la calidad, sino también de las características que tenga la nevera y el tamaño de la misma. Al fin y al cabo, cuanto mejor sea el producto, mayor precio tendrá.

Por nuestra parte, recomendamos que tengas en mente de antemano qué es lo que necesitas (¿una nevera No Frost? ¿de qué tamaño? ¿con o sin congelador?) y, después, optes por la de mejor calidad dentro de esas características. Así, comprarás solo lo que necesitas, pero con mucha calidad.

Y, por supuesto, también tienes que estar atento a las ofertas de frigoríficos que pueda haber disponibles. De esta forma, podrás acceder a una nevera de una calidad mayor a la que te permitiría tu presupuesto por un precio asequible.

Aspectos a tener en cuenta

Por último, hablemos de un par de aspectos que debes tener en cuenta al comprar tu frigorífico:

Tamaño

Lógicamente, el tamaño es un factor a tener en cuenta. Tienes frigoríficos grandes y frigoríficos pequeños. Y, de hecho, hay neveras pequeñas especiales que están pensadas para ser, por ejemplo, neveras bajo la encimera o en un armario (las típicas de los hoteles, vaya).

Normalmente, estas neveras pequeñas también son neveras baratas, por el simple hecho de tener un tamaño menor. Sin embargo, la calidad puede ser tan alta como la de cualquier otra.

Basta decir que no deberías comprar una nevera más grande de la cuenta, pero tampoco más pequeña. El tamaño óptimo es aquel que vayas a llenar de forma casi perfecta.

No Frost

Si la nevera es o no es No Frost también es importante. Hay que decir, no obstante, que la mayoría de ellas lo son a día de hoy. Una nevera No Frost es una nevera cuyo congelador no genera escarcha, gracias a un sistema que evita la humedad.

En general, se recomienda optar por este tipo de neveras siempre que sea posible, aunque el precio sea ligeramente más alto que el de las neveras convencionales.

Interior

La distribución que tenga en el interior también es fundamental. Normalmente, esto no es tan importante en las neveras más grandes, pero en las pequeñas sí es muy importante, porque hay que optimizar el espacio tanto como sea posible.

¿Congelador?

Que tenga o no tenga congelador también conviene tenerlo presente, porque es un extra que nos vendrá muy bien, pero, al mismo tiempo, requiere de más espacio (o se lo quitará a la nevera, necesariamente). Hay que escoger con cabeza cuál de las dos opciones nos interesa más.

Marca

Elegir un frigorífico de marca reconocida, en general, es una gran elección. No por un amor especial a las marcas, sino porque, aunque sea un poco más caro, nos van a dar cierta garantía de calidad que no podremos obtener por otras vías.

Opiniones

Al final, lo mejor que puedes hacer es fijarte en las opiniones de los anteriores compradores, porque ellos te darán las mejores claves para acertar con el frigorífico que estás comprando.

Tipos de frigoríficos

Existen muchos tipos de frigoríficos diferentes, y te vendrá mejor uno u otro dependiendo de tus necesidades. Los más comunes son los frigoríficos de dos puertas o de una (sin congelador) y los frigoríficos americanos que se abren como un armario, ideal para neveras muy grandes.

También puedes encontrar otros como los integrables, construidos a medida de tu cocina cuidando el diseño hasta el extremo, los Side by side, con compartimentos para cada tipo de alimentos y los Combi, que se refieren a los que tienen un compartimento para la nevera y otro para el congelador.

Como puedes ver, contamos con un catálogo extenso de frigoríficos y neveras de muy distintos tipos, y, además, hemos hecho lo posible para darte las claves que te ayuden a encontrar justo aquel frigorífico que se adapte perfectamente a tus necesidades… ¡Y esperamos haberlo conseguido!